Un regalito desde Chateau D’Yquem…

Muchas ganas tenia de compartir el video que grabé en Chateau D’Yquem cuando el enólogo encargado nos daba la explicación de sus maravillosos vinos..no pude porque el blog no me lo permitió ya que el video tiene mayor capacidad de lo que acepta esta página para subir…

Los invito a que visiten mi perfil en Facebook donde sí lo pude bajar…

PD..cualquier ayuda se acepta de alguien que sepa como bajar videos un poco pesados en Blogger…

Anuncios

El vino noble…Chateau D’Yquem…

Vista de Chateau D’Yquem
No hay libro, guia, texto ni ningún documento especializado en vinos que no hable de Chateau D’Yquem, este vino es y será para siempre una referencia en su estilo, embajador de su región y en general de su país: Francia.

Hablar de él es osado, creo que deben haber muy pocas personas que podrían catarlo de manera objetiva porque es inevitable que cuando lo tomes te embargue esa sensación que no puedes describir, esa misma donde un sommelier no sabe que decir pero a la vez tiene mucho que expresar, tu mente queda en blanco como si estuvieras flotando en el aire, te parece que quieres gritar, hablar, pero no te sale una palabra porque no quieres perder nada de su dulce y sensual sabor.

Eso para mi es D’Yquem, explosión de sensaciones indescriptibles las cuales solo quiero para mi.
Creo que hasta este día no caigo en cuenta de que estuve allá, toqué sus vides, acaricié sus barricas y respiré su aire, el mismo que le da vida y lo convierte en lo que es: Un gran vino.

No quisiera ponerme básica después de tanta inspiración pero debo darles algunos datos de esta bodega solo para que se den cuenta de que es un vino de lo que estoy hablando y no crean que estaba pensando en otra cosa.

Chateu D’Yquem ostenta el título de premier cru supérieur, es el único en esta categoría y está por sobre todos los premiers cru de la región de Sauternes donde en mi opinión es el rey, y vaya que hay grandes vinos en esa zona!!!.
Todo se debe a su nobleza literalmente hablando, la botrytis cinerea que también es llamada pobredumbre noble, es un hongo con esporas que perfora la piel de la uva y produce la evaporación del agua, trayendo como consecuencia una gran concentración de azúcar, ácidos y extractos que se conjugan cuando se procesa de manera minuciosa para dar un vino denso y meloso, con una acidez que lo equilibra y que con ayuda de la guarda en barrica al final sientes que puedes guardar hasta la eternidad.
La Botrytis necesita un lugar para desarrollarse y encontró su cuna entre dos ríos: El Ciron y el Garona, el primero bastante frío vierte sus aguas en el mas cálido lo que da una bruma natural que facilita el nacimiento del hongo, allí comienza la magia. Las uvas escogidas para tan hermosa tarea: Semillon y Sauvignon Blanc, están entre las permitidas de esta región.
La experiencia de haber estado allí fué inolvidable, maravillosa y soñada, el enólogo que nos dió toda la explicación quien fué por cierto muy amable al hacerlo en inglés y muy paciente para hacerse entender, contrario a lo que pensaba en principio de que los franceses nos iban a tratar con cierta indiferencia, me sentí muy bien atendida, imagino que la sensación del grupo en general fué la misma.
Solo me queda el recuerdo de este caldo milagroso, me queda ese sabor descriptible pero indescriptible en boca..el cual en este caso me lo reservo solo para mi disfrute único y muy personal….

Este….no fué el que tomamos.. Jajaja


Con el enólogo


Tocando una vid que luego dará un Chateau D’Yquem… osea…

Una pausa…el recorrido…

Antes de seguir con la reseña de las bodegas que visité en el tour organizado por Juan Vicente Zerpa junto a la Academia Venezolana de Sommeliers, voy a hacer una pausa para explicarles en principio como fué el recorrido exactamente, esto los ayudará a no perderse entre post y post.

Llegamos a Madrid bastante temprano, ese día fué libre y para los que no conocíamos la ciudad la tratamos de aprovechar al máximo, dormimos allí para salir al otro día hacia Valladolid, recorrimos esta ciudad la cual me pareció lindísima, un poco seria pero llena de una arquitectura espectacular, muy limpia y sobria, como anécdota y para tener una idea de como son las personas allá cruzamos una calle sin que estuviera encendida la señal de paso peatonal y una pareja que venia en un carro a unos cuantos metros se nos quedaron viendo como que si hubiésemos matado a alguien…por supuesto muy venezolanos como somos nos pareció antipático..pero tenían toda la razón…
Al otro día nos tocaba salir hacia la Ribera del Duero rumbo a visitar nuestras primeras bodegas, llegamos a Vega Sicilia muy puntuales y estuvimos un poco mas de dos horas haciendo ese recorrido maravilloso que luego reseñaré, de allí brincamos hacia la bodega Pesquera, no podía creer que en un día había estado y probado los vinos de dos de las bodegas mas importantes de España, ya cansados tomamos el autobús que fué nuestra casa por esa semana y nos dirigimos hacia San Sebastián para pasar la noche, llegamos muy tarde y lamentablemente en mi caso no pude disfrutar de la maravillosa noche de tapas que esta ciudad ofrece y por la que es tan famosa.

Chateau D’Yquem


Como soldados pero no de plomo sino de carne y hueso nos fuimos bien temprano rumbo a Francia, específicamente a la ciudad de Burdeos no sin antes tener la dicha de conocer dos de las bodegas mas importantes del mundo como lo son Chateau D’Yquem en la región de Sauternes y Chateau Cheval Blanc ubicada en Saint Emilion, nunca había estado en Francia y ni en mis sueños mas remotos ubicaba el poder conocerla a través de una experiencia tan maravillosa como lo fué probar estos caldos en origen.

Burdeos

Luego de tanta excitación finalmente llegamos a la ciudad de Burdeos, no me la imaginaba así, tan suprema, la pensaba como un pueblo bonito, ordenado y limpio como cualquier ciudad de Europa pero cuan equivocada estaba; si hubiese sido por mi no hubiera dormido esa noche solamente caminando por sus calles de piedra, pasamos dos noches allí, al día siguiente era la feria Vinitech y lamentablemente ya el clima había hecho estragos en mi persona, tenia un principio de gripe y el día había amanecido muy lluvioso, no pude ir, preferí recuperarme porque todavía faltaba camino por recorrer.

Al día siguiente ya recuperada agarramos camino de vuelta a España con destino a la Rioja, aprovechamos el día e hicimos una parada estratégica en San Sebastián, no habíamos aprovechado esta ciudad en el día así que nos llevaron a un mirador bellísimo donde tuvimos la suerte de contar con un hermoso paisaje, la playa a lo lejos y el viento en nuestras caras nos dió mucho ánimo para continuar nuestro ya cansón viaje.


San Sebastián


Llegamos ya casi al atardecer a la Rioja, la bodega a visitar era Cune Viña Real, nos impresionó el modernismo utilizado en ella todo en el marco de una enorme arquitectura en forma de barrica donde lo mas sobresaliente fué el método de elaboración de éstos vinos, pasamos la noche en Logroño y al otro día visitamos otra bodega de Cune ya muy tradicional pero no menos impresionante que la anterior, la modernidad de la primera junto con la tradición de la segunda la reseñaré en su momento.


La Rioja

De allí partimos hacia la denominación de origen Rueda, famosa por sus vinos blancos específicamente los hechos de la variedad verdejo, aunque también encontramos algunas sorpresas; las bodegas visitadas fueron Antaño e Yllera, excelente selección de María Isabel Mijares quien nos guió de corazón para conocer lo mas representativo de ésta y cada una de las regiones que visitamos.


Rueda


Camino a Madrid nuevamente ya el viaje llegaba a su final, por lo menos el tour programado, pasamos una ultima noche en grupo y luego todos partieron de regreso a Venezuela quedándonos Gustavo y yo una noche mas en la capital de España, compartiendo con María Isabel para luego aventurarnos hacia París nosotros dos para vivir esa experiencia exquisita que fué estar en una ciudad divina, anhelada y llena de cultura.


París


El viaje estuvo demasiado bien organizado, creo que lo único que cambiaria es el visitar tantas bodegas en tan pocos días, son muy puntuales en Europa y nos costó mucha angustia llegar de un lado a otro en poco tiempo, una bodega en la mañana y una en la tarde es menos estresante pero gracias a Dios todo valió la pena, siempre llegamos a tiempo y a pesar del cansancio aproveché al máximo esta experiencia.

Por supuesto debo agradecer a Juan Vicente por haberme tenido en cuenta para ser parte del grupo, por su paciencia al organizar éste viaje y la que me tuvo por llenarlo de preguntas y llamadas, a la Academia por ese enlace con María Isabel Mijares que ya lleva años y que la ha convertido en una gran amiga y defensora de los sommeliers en Venezuela, a Mariano nuestro guia, hermano de María Isabel quien así como ella es una eminencia en vinos Mariano lo es en dar recorridos culturales, tanto conocimiento en una persona parece imposible pero lo vivimos, cómo nos hizo falta a Gustavo y a mi en París, sus clases de historia, arquitectura, y cultura en general no tienen precio, me hizo darme cuenta de que necesito una grabadora porque era demasiada información y lamentablemente no la pude copiar toda, también su paciencia estuvo a prueba en todo momento, lidiar con un poco de venezolanos impuntuales por naturaleza creo que le saco canas verdes pero las supo llevar muy bien…será hasta la próxima!!!