Inspiración en Alto

Tenia días escuchando sobre una cena que se iba a realizar en el Restaurante Alto un martes 13; creo que no le había prestado mucha atención ya que siempre Carlos García esta inventando nuevas propuestas para sus clientes y pensé que esta era otra más.

La sorpresa fue cuando leí en mi cuenta twitter un tweet del chef Pocho Garces donde dejaba un link que te llevaba al blog del restaurante Mugaritz, cuando lo leí me llene de orgullo al ver esta nota de agradecimiento a Venezuela por su iniciativa de realizar una cena a beneficio de ese establecimiento que fue tocado por la desgracia unos meses atrás. Aqui la copio textualmente:

¡Muchas gracias Venezuela!

Pensábamos que “ya”; que una vez pasadas las primeras semanas, la ola de solidaridad ya había terminado. Pero una vez más, nos han dejado sin palabras. El motivo, esta vez, es que nuestros colegas de Venezuela han decidido hacer una cena para recaudar fondos para la reconstrucción de Mugaritz.

Cuando se quemó la cocina, el equipo del restaurante Alto de Caracas (Venezuela) nos llamó para pedirnos un número de cuenta donde depositar su ayuda. Igual que sucedió con los japoneses, les agradecimos la iniciativa, pero nos negamos rotundamente: son momentos difíciles para todos.

Para nuestra sorpresa, no nos han hecho ni caso y Carlos García, Rafael González, Federico Tischler y todo el personal del restaurante han organizado una cena benéfica, “una noche vasca, de Mugaritz”, que se celebrará el próximo 13 de abril en Alto.

Por si esto fuera poco, nos ha conmovido aún más que lo hagan como “muestra de agradecimiento y cariño” y por lo “mucho” que, dicen, les hemos “influido, apoyado y ayudado”. Añaden que están “súper emocionados y con una alta cuota de temor por hacer la cena y no defraudarlos”. ¿Defraudarnos? ¡¡IMPOSIBLE!!

El menú que han preparado para ese día consta de ocho platos inspirados en Mugaritz, pero adaptados a los productos venezolanos. Entre otros, prepararán “sardinas viejas con polenta ahumada y cebolletas”, “huevos rotos con papas aplastadas y carbones vegetales” y “torrija empapada en nata fresca y yemas de huevo, tostada a la sartén y caramelizada; crema helada elaborada con leche cruda”.

No tenemos palabras. Una vez más, necesitaremos muchas vidas para agradecer las muestras de cariño y apoyo que estamos recibiendo de todos vosotros. ¡Muchas gracias Venezuela!

Para los que no saben sobre el Restaurante Mugaritz aquí les copio un buen resumen de su trayectoria tomado del blog GastroEconomia:

…”Mugaritz ha consolidado su posicionamiento internacional en los últimos años. En 2005, obtuvo su segunda estrella Michelin. Un año después, la clasificación de la revista británica Restaurant lo colocó como el décimo mejor restaurante del mundo; en 2007, saltó a la séptima posición, hasta que alcanzó el cuarto puesto en 2008, marca que ha conservado en el ránking de este año.

Sólo le aventajan tres templos culinarios: elBulli, de Ferran Adrià (que de 2012 a 2013 cerrará su establecimiento para reabririlo en 2014 como una fundación y bajo un nuevo formato de negocio); The Fat Duck, del inglés Heston Blumenthal; y Noma, del danés Rene Redzepi.

Lamentablemente este lugar sufrió un devastador incendio el cual dejó perdidas materiales totales, obligandolos a cerrar para comenzar su reconstrucción.

Ahora ¿Qué tiene que ver el Rest. Mugaritz con el Rest. Alto?, además ¿Qué conexion existe entre Federico Tishler y Rafael Gonzalez?, pues el Chef Andoni Luis Aduriz (Mugaritz)es muy amigo de Carlos García y los últimos dos trabajaron en algún momento en este local del cual no tienen nada mas que decir sino maravillas.

Toda esta combinación hizo que los tres se sentaran y decidieran que ante la negativa de Andoni de no aceptar ningún tipo de ayuda económica la cual se ofreció desde aquí, los mismos tomaran la iniciativa de organizar una cena a beneficio del Restaurante Mugaritz y así poner su granito de arena en la reconstrucción de ese prestigioso local.

Se difundió muy poco la noticia ya que no querían un revuelo total, el Restaurante Alto solo hizo esta cena para 50 personas mas o menos y no quisieron que se les fuera de la mano para que cada cliente quedara completamente satisfecho. El menú fue de 8 platos armonizados con algunos vinos siendo todos del Restaurante Mugaritz para llevar un poquito de su filosofía al paladar venezolano.

Quise escribir sobre esto porque con tantas noticias malas y desagradables desarrollandose día a día en Venezuela esto da para alegrar a cualquiera por unos días; todavía quedan corazones gigantes que realizan este tipo de actividades que lo que mas dejan es una huella imborrable en el alma de los involucrados, lo mejor es que tienen sello venezolano: Carlos, Federico y Rafael pusieron a volar su imaginación bien Alto.

El abreboca del SIG…por todo lo Alto…

Marisabel y yo en la cava del restaurante

Los que me han seguido se habrán dado cuenta de que en estos momentos tengo cierta cercanía con el Restaurante Alto conducido por el reconocido chef Carlos García, en estos días me llamó para que lo ayudara a realizar unas armonías comida y vino para una cena muy importante que tenia el día 27 de este mes; cual sería mi sorpresa cuando entre los invitados de esa cena me enteré de que estaban la enóloga Marisabel Mijares, el gastrónomo Ben Ami Fihman y la Chef Elena Arzak…gran reto el que me tocaba.
Estuvimos Carlos y yo toda una tarde pensando en las armonías y ya con el menú montado y todo dispuesto esto fué lo que aconteció.
Marisabel llegó como siempre muy temprano y unos minutos después llegaron los demás invitados, pasaron directamente a la mesa y comenzó la degustación:

Asi cocinan en Alto, con un buen vino..

Snacks y Cocktail: Chips de la casa, Aceitunas Marinadas, las famosas Cotrufas y un Mojito de Albahaca, fueron acompañadas con el champagne Laurent Perrier Grand Siecle.

El aperitivo fueron unas Sardinas Marinadas con Tomates a la Miel las cuales se armonizaron con Laurent Perrier Cuvée Rose.

Como entrada se les sirvió una Coca de Foie gras con Mermelada de Guayaba y Romero el cual se acompañó con un Oremus Tokaji 5 putonyos… yo sabía que a Marisabel le fascinaba.

Como plato caliente de entrada se les colocó un Huevo Cocido a baja Temperatura con Caviar Petrossian que después de mucho pensar armonicé con el Champagne Dom Perignon 1999

El pescado servido consistió en un Lomo de Mero confitado con Algas Nori, Kabocha y sus jugos que se acompañó con un Palo Cortado de Bodegas Robles, idea de Carlos la cual yo probé y aprobé, a Marisabel le encantó y estoy segura de que fué una de sus combinaciones favoritas…logramos sorprenderla!!!

Luego en el Mar y Montaña comenzamos con los vinos tintos: un Beni di Batasiolo Barolo 1999 que quedó muy rico con los Chipirones rellenos de Pies de Cerdo acompañado de lentejas.

Casi finalizando vino la carne: Ossobuco al Cacao, con Puré de Batata Rosada y Azafrán que quedó perfecto con un Amarone Mazzano de Masi 1990, aunque Marisabel estaba bastante llena y decía que ella también degustaba con la nariz, no le fué posible dejar de probar este plato debido a la insistencia de todos los que estábamos a su alrededor.

El rey de la noche: Vega Sicilia Unico Reserva Especial acompañado de un Fondant de Queso Manchego, ya todos estaban extasiados!!!

Para finalizar se les sirvió una Esfera de Chocolate “apamate” con ron Orange, que la mayoría acompañó con nuestro Ron Venezolano de Hacienda Santa Teresa 1era Barrica de Gustavo Volmer, no podían creer nuestros internacionales comensales tanta divinidad…lo disfrutaron como ningún otro.

Todos al final de la cena

No puedo hablar por ellos para explicar como les fué, pero siendo yo testigo doy fe de que sus caras hablaban por si solas, disfrutaron un montón.

Al final Elena se tenía que ir temprano porque tenia una entrevista con Cesar Miguel Rondón a quien sorpresivamente se encontró esa noche en el restaurante, intercambiaron sonrisas de casualidad, Marisabel también lo saludó compartiendo recuerdos de momentos vividos por los dos en encuentros anteriores, ella es muy querida por todos en nuestro país.

Que satisfactorio fué ser parte de esta bienvenida a estos personajes que tanto darán de que hablar estos días, para mi es como una primicia haber atendido a estas personas casi bajándose del avión…contribuir a que su estadía en nuestro país comience llenándolos de placer…no tiene precio…!!!

La respectiva foto en grupo, Federico Tishler nos honró tambien con su presencia en los fogones.

Elena Arzak y yo, simpatiquisima!!


Cesar Miguel y Elena

La cálida bienvenida de Cesar a Marisabel

Celebrando por todo lo ALTO…!!!

Este año la celebración de mi cumpleaños comenzó como siempre, en mi casa con mi familia…de sangre y de crianza, una torta tres leches que prepara mi mamá insuperable, algo para picar y unos vinos ricos para pasar una noche en compañía de los seres queridos.

Mi novio no pudo estar conmigo porque tenía que trabajar ese día (entre sommeliers nos entendemos gracias a Dios) y quedamos en que me invitaba el sábado a cenar. Llena de ansiedad esperé.

El restaurante escogido fue Alto del chef Carlos García, tenía muchas ganas de conocerlo y la ocasión no podía ser mejor.

Llegamos al sitio y nos encontramos con unos amigos en la terraza del lugar, para comenzar nos tomamos unas copas de Juve y Camps Vintage las cuales nos preparaba para lo que venía, excelente aperitivo.

Luego ordenamos una botella de vino blanco italiano de la bodega siciliana Planeta 2005, de uva chardonnay, íbamos agarrando fuerza ya que este producto es excepcional, fuerte personalidad, intenso color y potente sabor, bastante equilibrado y para nada empalagoso a pesar de sus 11 meses de guarda en barrica.
Mientras degustábamos y hablábamos mandamos a airear los dos grandes vinos de la noche, uno escogido en el lugar y otro que llevamos para descorchar, en breve las descripciones.
Nos trajeron el menú y estábamos muy indecisos, no sabíamos si ordenar una degustación o pedir a la carta, la verdad queríamos probar de todo y a pesar de que eramos cuatro nos fue imposible complacer nuestros deseos así que logramos armar algo a regañadientes porque naturalmente nuestros estómagos no daban para todo lo que queríamos descubrir, no nos quedó de otra que comer algunas cosas con los ojos y el pensamiento.
Mas o menos y seguro me quedo corta en mis descripciones la velada consistió en lo siguiente:
Por la casa nos sirvieron unas tiras de un pescado cuyo sabor era muy parecido al de la anchoa, no tan fuerte ni picante pero si intenso, las mismas iban sobre una crema de palmito, estuvo muy refrescante.

De entrada Vivi y yo pedimos el fondant de auyama con foie gras el cual estaba ESPECTACULAR!!!, una delicia, el dulce de la auyama, la untuosidad del foie…comencé a ver las estrellas..y no exagero.

Los chicos pidieron un fondant de queso manchego con morcilla asada y tempura de caracoles, algo probé y me encantó pero el delirio por mi entrada me desconcentró de este plato.

Luego en el intermedio ordenamos dos platos que se sirven normalmente por persona, motivo por el cual molestamos a los cocineros para que la presentación fuera dividida entre cuatro:

Arroz de pescadores y chipirones con alcachofas, el arroz estaba perfectamente realizado y los chipirones rellenos de manitas de cerdo y acompañados con lentejas estuvieron riquísimos.

A estas alturas me sentía bastante llena pero todavía faltaba…y de que manera!!!

Volví a coincidir con Vivi en el plato de carne, un ossobuco de res con crema de cacao…siempre he temido ordenar este corte en un restaurante ya que mi mamá lo prepara divino y en los restaurantes muchas veces me ha desilusionado pero le di el chance a ALTO y no me arrepentí, muy suave, bien cocido, equilibrado en todos sus sabores y texturas.
El plato de los chicos fue el famoso cochinillo de Carlos García, con piña asada al romero, puré de ajos rostizados y crocante de dátiles, solo le dí una mordida al cochinillo, no podía dejar de degustar mi plato.

Para finalizar nos mandaron una variedad de postres, mucho chocolate (dulce que me encanta), uno con Baileys y el otro: un fondant acompañado helado con cinco pimientas…ese me fascinó y me sorprendio..el mas refrescante fue una crema de sauternes con miel, riquísimo..

No hago mención todavía de los vinos porque merecen estar aparte:

Los principales fueron:

L’Ermita 1999, DOC Priorat, vino destacado en esta región, de uvas garnacha y cabernet sauvignon de mas de 60 años, de la mano de Alvaro Palacios. Vino de mucha fuerza y elegancia, notas animales intensas, mineral marcado, potentes aromas secundarios y terciarios…un gran vino. Lo degustamos con las entradas y el intermedio, no hice mucha armonía ya que a cada uno, plato y vino, los sentí individualmente.


Mesonero: Edwin

Masi Amarone Camponlogo di Torbe 1997, este producto es sublime, con notas almendradas, fruta muy madura, me recordó mucho a la ciruela pasa, le noté café, chocolate, madera tostada, en boca elegancia, terciopelo, mucho cuerpo y estructura, aquí si lo acompañe con la carne y la armonía fue mas que perfecta…ideal y soñada!!!

Nosotros

Cuando disfruto así de una cena, no puedo dejar de pensar que hay cocinas donde los chefs son artistas que transmiten magia con sus manos, la velada fue perfecta, el servicio impecable, todo bien coordinado y lo mejor: La compañía, disfrutamos un momento para mi inolvidable, hablamos, reímos, meditamos y por los momentos soñamos con volver…

El Maitre: Sr. Gerard

Jefe de Sala: Carlos

Gracias por compartir conmigo una celebración tan importante como lo es otro año de vida!!!!

PD: Las fotos fueron tomadas con MI camara, por fin!!!, me la obsequiaron esa noche.

Por este mismo motivo faltan fotos, casi no la conozco y algunas salieron horribles, ya me entrenaré…