La Vid: Viajera incansable con destino Venezuela. 2da parte

Texto publicado por Vanessa Barradas para la revista Exclusiva por su edición especial de gastronomía

Cuando hablamos de vinos del viejo mundo nos referimos a todos los caldos que se producen en los países europeos clásicos, Francia, España, Italia, Portugal, Austria, Alemania, Suiza y Grecia y están caracterizados por tener una identidad definida por el terroir de cada zona o región, su historia se remonta a la época romana y hasta nuestros días es difícil darle un comienzo exacto.

Los vinos del nuevo mundo aparecen cuando los europeos se trasladan a otros continentes en busca de novedad, tecnología y nuevas formas de cultivar la vid debido a una plaga que azotó a Europa y que prácticamente acabo con todos sus cultivos, además de la necesidad de estos inmigrantes de llevarse un pedazo de su tierra a otras latitudes.

En Venezuela la cultura del vino es relativamente una novedad aunque tiene mas de 15 años que comenzó a darse a conocer a través de personas apasionadas de esta bebida y, que con un trabajo de hormigas, han traído productos representativos de cada continente además de atreverse a producir vinos en zonas de nuestro país donde se creía imposible cultivar vides, pero que sorprendentemente gracias a la tecnología han logrado llegar al publico con productos muy interesantes dando como resultado vinos hechos en nuestro país.

Al principio solo se conocían cuatro tipos de uvas, Sauvignon Blanc y Chardonnay en cepas blancas y Cabernet Sauvignon y Merlot en cepas tintas, todas de origen francés, además de que los primeros vinos que llegaron fueron los chilenos y hasta ahora siguen siendo los más vendidos.

Bien han cambiado muchas cosas desde entonces, han llegado vinos de otras partes del mundo y de diferentes tipos de uva que vale la pena comenzar a conocer y aprender a distinguir.

Anuncios

La Vid: Viajera incansable con destino Venezuela. 1era parte

Texto escrito por Vanessa Barradas para la revista Exclusiva por su edición especial de gastronomía

Hasta ahora se dice que existen 6.500 variedades de uvas alrededor del mundo, es una cifra muy grande cuando pensamos que en Venezuela debemos conocer unas 50 variedades en total; pero para no alarmarnos de esas 6.500 solo unas cuantas son las que se usan para la elaboración del vino tradicional.

El inicio del cultivo de la vid es un tema complejo que todavía no se ha logrado definir, lo que si es un hecho es lo milenario y antiguo que esto representa en el mundo, en nuestro tiempo se llegó a encontrar una cepa fósil de mas de 50 millones de años en una región de Champagne, Francia. Se dice que el hombre conoció el vino antes de saber cultivar la uva, lo hizo trabajando diferentes tipos de vides silvestres que ahora seria imposible que dieran un buen caldo.

La historia del comienzo de la vid nos sitúa hace unos 12 millones de años, antes de la aparición del hombre durante el Plioceno, desde esa época hasta la actualidad se han conocido diferentes tipos de vides, todas del genero Vitis con diferentes especies: sezanensis, vinifera selvática o labrusca, ausoniae entre otras, pero la mas conocida y la que se usa para hacer el vino tal como lo conocemos ahora es la vitis vinifera, que tiene un inicio todavía por definir pero que todos los documentos históricos la sitúan en el Medio Oriente.

Según Wikipedia, la vitis vinifera es una planta leñosa trepadora que cuando se deja crecer libremente puede alcanzar hasta 30 m. pero por la acción humana, podándola anualmente, queda reducida a un pequeño arbusto de 1 m. Su fruto, la uva, es comestible y materia prima para la fabricación del vino y otras bebidas alcohólicas.


Lo impresionante de esta planta es la nobleza que la caracteriza, sobrevive en condiciones muy duras, se le tiene que castigar para que de excelentes uvas y sin embargo llaga a durar hasta 80 años, por eso se dice que su derivado, el vino, es una bebida de dioses, un elixir celestial, en fin, el mas puro milagro de la naturaleza hecho por el ser humano.

Ahora para entender la complejidad de un vino, se debe saber primero de que uva esta hecho, puede ser un varietal o una mezcla de uvas, de que país proviene, de que zona y bajo que condiciones climáticas se desarrollo. Debemos entender dos filosofías la del viejo mundo y la del nuevo mundo ya que las mismas le van a dar un enfoque totalmente distinto a cada tipo de vino…

EL VIEJO Y EL NUEVO MUNDO: ¿Polémica sin final?

Escrito por Vanessa Barradas para la revista Descubra

Luego de la Filoxera vino un replanteamiento completo en cuanto al mundo del vino, fue un golpe muy duro en Europa y lo siguió siendo en gran parte del mundo, lo bueno fue que sirvió para despertar un nuevo comenzar. Que se podía hacer para combatir esta plaga?, donde se iban a encontrar nuevas tierras para plantar las vides?; luego de todas estas interrogantes, de muchos años de esfuerzos y trabajo se encontró la solución que le daría cabida al Nuevo Mundo del vino; a ciencia cierta no sabría decir exactamente en que país comenzó pero los antecedentes que he leído siempre apuntan hacia Norteamérica y Australia como salvadores de las vides, al contrario de lo que muchas personas piensan de que fue Chile el gran salvador.

Si hablamos de países de habla hispana se dice que Hernán Cortes llevo las primeras vides a México, ¡imagínense! quien lo iba a pensar, el hecho es que para tratar de resumir un poco, se puede decir que el vino se daba prácticamente en todas partes del mundo antes y después de la plaga, solo que como les había escrito anteriormente no se hacían con vitis vinifera sino con plantas silvestres que daban caldos muy difíciles de tomar; lo que es innegable es que en América del Norte y en el continente oceánico es que se desarrollo la tecnología que iba a permitir que se sembraran vides en latitudes donde jamás se hubiera imaginado que podrían crecer y siempre buscando la perfección, fueron los que nos dieron tan hermoso regalo y tan inmenso placer.

En Venezuela solo escuchamos hablar de vinos chilenos y ahora argentinos, por supuesto por todas las facilidades que tiene a nivel de importación, no es raro que estemos saturados de ellos; que cual es mejor ¿viejo mundo o nuevo mundo?, la respuesta es simple: Ninguno es mejor que otro, simplemente son diferentes.

Los vinos de una tradición insuperable como lo son los europeos tiene identidad, no se identifican por un tipo de uva sino por la zona donde se producen aunque no me lo crean lo mismo querían hacer los de las nuevas latitudes pero los reglamentos tan estrictos no se lo permitieron así que para poder identificarse de sus predecesores tuvieron que darse a conocer por el tipo de uva, en esto radica la explicación,

El mejor vino es el que a usted le guste sea de aquí, sea de allá; siempre el cliente tendrá la ultima palabra, solo siéntese y relájese con una buena copa de vino entre sus dedos y déjese llevar, a Italia, a Chile, a Francia o a Uruguay, serán sus sensaciones y sus apreciaciones las que valgan al final de la velada. Salud!!