Vinos 35 Sur: Dos valles, una identidad.

Desde Chile en donde estamos acostumbrados a probar vinos con características parecidas y cada vez buscamos mayor variedad, nos llega un producto que tiene una identidad particular.

Hoy conoceremos algunos de los vinos de la prestigiosa Viña San Pedro: 35 Sur, los cuales están hechos con un concepto de Bi Valle, en donde las uvas que se usan para su elaboración provienen de dos regiones distintas que darán lo mejor de sí.

Los vinos tintos de esta línea pasan por un proceso de pre fermentación y luego fermentan a baja temperatura para finalizar con una crianza de seis meses en barricas francesas.

La cita fue en el Restaurante Amapola en donde compartimos una tarde llena de armonías perfectas entre estos vinos y la propuesta gastronómica del local, todo esto conducido por Carolina Rivera quien es la Wine Ambassador de Viña San Pedro.

Aquí les comparto mi experiencia:

35 Sur Sauvignon Blanc, hecho con uvas de los Valles de Elqui y Curicó:

Vino blanco de destellos verdosos, con notas herbáceas, aromático y expresivo, en donde las frutas cítricas predominan además de las notas minerales que recuerdan a las piedras que encontramos en una playa. En boca se siente equilibradamente acido y un poco salino. Es de persistencia media y muy fresco, ideal para nuestro clima tropical.

La armonía perfecta fue con:

Tequeños de queso telita con mayonesa de ají dulce.

Funche con salsa de tomate y cebollas acompañado de queso planchado.

Atún abrazado con cilantro acompañado de mañoco.

35 Sur Carmenere, hecho con uvas de los Valles de Rapel y Maule:

Vino tinto con destellos purpura, en nariz se siente especiado y afrutado. En boca predominan los taninos suaves y su persistencia es media dando como resultado un vino muy fácil de tomar.

La armonía perfecta fue con:

Polvorosa de pollo.

Lomo prensado con torta de plátano, papelón y queso blanco.

35 Sur Cabernet Sauvignon, hecho con uvas de los Valles de Maipo y Aconcagua:

Tinto con destellos granate que en nariz nos trae notas vegetales, las cuales recuerdan a la piel de un pimentón, algo ahumado y afrutado. En boca los taninos son muy elegantes y su persistencia es media.

La armonía perfecta fue con:

Solomo sellado al grill con mousse de plátano.

En definitiva los vinos 35 Sur encontraron armonías muy agradables con platos venezolanos clásicos y mi recomendación es constatar esto justamente en el Restaurante Amapola ubicado en la Urbanización Los Palos Grandes. 1ª. Avenida, entre 1ª. y 2ª Transversal. Edificio “Oriental”. PB.

Muchísimas gracias a Ana María y a Marcela por la invitación a esta excelente actividad así como a Irina chef del restaurante y a Carolina, quienes nos deleitaron con su presentación.

Los vinos 35 Sur se pueden encontrar en las mejores licorerías y bodegones del país y son distribuidos por la importadora Tamayo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s