Caracas: Una ciudad donde es inevitable la “INFIDELIDAD GOURMET”

Aquí comparto este articulo escrito por un gran amigo, por lo que entendí esta estrenándose como columnista y puedo opinar que me encanto!, por eso me pareció que no se lo podían perder mis lectores!!!

Gabriel y yo

Artículo escrito por Gabriel Balbas para la revista Paladares

“Caracas tiene una peculiaridad que la hace especial: La amplia oferta gastronómica, vinícola y cultural, la cual permite escapar de alguna manera del caos citadino que nos envuelve, característico de las grandes urbes, llenas de tráfico y ambiente algo hostil.

Si se busca disfrutar de la capital a nivel sensorial, lo principal es aprender a seguir una  práctica que es casi inevitable en Caracas: “Infidelidad Gourmet”.  Para conocer realmente lo que puede gustar o no, hay que probar, experimentar, estar abierto a dejarse tentar, y sobre todo: Disfrutar la experiencia.

Un harem culinario- Así pues en Caracas proliferaron los Pisos y sectores gastronómicos. Donde el comensal puede probar un poco de cada cosa en un mismo lugar .En escasos metros convergen diferentes ofertas culinarias que van desde la tradicional comida italiana hasta las vanguardistas propuestas suizas o fusión; muy en boga en estos tiempos. Pues disfrute del harem! Propongámonos tener una cita y velada distinta cada noche, conocer un poco más, y no temamos repetir cuando un placer nos haya “enganchado”.

Aventurarse- Para conocer ricos placeres hay que dejarse tentar… Esta ciudad permite salir a escondidas de la oficina a tomarse un buen café; El de Carbone Espresso, por ejemplo o saborear un bombón de fruto exótico a media tarde. Estará sintiendo la satisfacción de que está escapado  dándose lo que el cuerpo le pide. Desde lo simple del café hasta experiencias culinarias más complejas en Caracas pueden disfrutarse en el día a día.

Pruebe de aquí y de allá El concepto básico de la promiscuidad se lleva a su máxima expresión en una Caracas que aprendió a amar el vino. Y es que hay que ser un verdadero promiscuo cuando de caldos se trata. Aquí tenemos la dicha de que llegan diferentes etiquetas, así que pruebe de todo. Inscríbase en un club Gourmet, asista a catas, adopte para usted el concepto de la vinada en casa, o simplemente pasee por un buen bodegón. Porque como diría Raiza Navarro (Amiga experta en vinos) “Catar se aprende Catando” y Vanessa Barradas (Sommelier) acota: “ En el mundo del vino no hay reglas, solo mitos y leyendas”.  Basado en ello mis días transcurren probando y rememorando relaciones; algunas fugaces y otras duraderas, con vinos como el Mateus Rosé, El Lindenman Chardonnay o el Cabernet único de Luis Miguel…

Por último, al igual que en la sexualidad, para realmente disfrutar hay que quitarse los tabúes. Así que anímese con lo desconocido, por ejemplo: Comer Bombones de Curry (Kokoa Sweet CSI), tomar un buen vino Verde o ¿por qué no?, uno venezolano!  (POMAR) y hasta a comer Bachacos (No cualquiera, los que prepara Nelson  Méndez). Entonces, les invito a que comiencen a ser Infieles Gourmet y disfruten sin remordimientos…”

 

Anuncios