Un paseo por las nubes…3era parte…


Mi primera foto en la tierra del vino Argentino

Diciendole hasta pronto a Chile, tomamos un avión que nos llevaría a Mendoza, la tierra del vino argentino, el vuelo fue bastante corto ya que desde Santiago son solo 45 minutos para allá pero el paisaje…dioooos!!!, la Cordillera de los Andes en vivo y directo, se me pone la piel de gallina de solo recordar.


La Cordillera…cosa más hermosa!!!

Llegamos en la tarde un día antes de lo esperado, nos estaba esperando el taxi que nos envió Pablo de Bodegas Altavista quién me entregó un papel con unas instrucciones que decian como entrar y salir de la casa que nos tenían para pasar dos noches, al principio no entendí ya que pensaba que era algo tipo hotel pero cuando llegamos mi sorpresa fue total….nuestra estadía era en la casa de los dueños!!!, al lado de la bodega, al frente de un viñedo fantasía y en plena vendimia..

Jardín de la casa

Al fondo..la entrada…

Mi cuarto…

Más de la entrada..

Hasta mascota…no recuerdo el nombre forma de ardilla sin cola, estaban por todos lados…

Pasado el estado de shock llegamos a nuestro destino, nos acomodaron en nuestras habitaciones y nos dejaron refrescarnos para llevarnos a comer.

Mendoza me sorprendió muchisimo por varias razones, entre ellas yo me esperaba que fuera un pueblo de campesinos al estilo de Curicó en Chile pero nada que ver, lo que ves alrededor son puros campos de golf, countries club y cuanta casa estilo chalet se puedan imaginar, urbanizaciones privadas y en definitiva se nota una clase alta por todos lados…allí me pregunté y los que trabajan en los campos..donde viven??, bueno Mendoza es la tierra mas costosa por hectarea que se consigue en ese pais, de hecho casi no quedan terrenos por vender.

Desde donde nos estabamos quedando parecia todo pintoresco, solo y oscuro, pero una vez que agarramos camino todo se despeja y se ven unos Centros Comerciales bellisimos y modernos, en uno de ellos comimos…nuestra primera parrilla argentina!!!…

El restaurante que nos recomendaron se llamaba Don Mario, bastante amplio de muchas mesas, nos atendió un señor que hacia las veces de Sommelier, digo así porque realmente no había estudiado la carrera pero hacia el trabajo muy bien, me enseñó la carta de vinos y casi no la leí, el sabía todo lo que tenía y se adaptaba a mis necesidades..entre tantas opciones me deje llevar por un Luigi Bosca DOC Mendoza, Malbec 2006, estaba riquísimo, afrutado, equilibrado, con taninos suaves pero desafiantes en fín..era lo que necesitaba y lo que estaba buscando ese día.

El Vino de esa noche…

Para que vean que mi amiga si estaba cansada…jijijijiiji

Lamentablemente mi acompañante estaba muerta de sueño y casi no me ayudo con el vino y tampoco con la comida, así que opté por pedir una buena ensalada y un corte de carne para compartir, sufrimos para comerlo ya que creo que el cansancio nos había vencido, así que cometi la travesura de llevarme esa botella para la casa y tomarmela a la luz de la luna yo sola…me daba mucha pena ya que tomarme en Alta Vista un vino de otra casa me parecía incomodo, aunque no lo suficiente como para aventurarme…Pablo se enterará cuando lea estas notas…sorry!!!, esa noche casi no podia dormir, se escuchaban camiones y gente trabajando, yo no quería pegar un ojo pero de la emoción..hubiera amanecido pero el Luigi y el cansancio me mandaron a dormir.

Así que me lo terminé solita…..

Al dia siguiente teníamos que ir a conocer los viñedos de Alta Vista y su bodega, junto con el proceso de la elaboracion de sus vinos…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s