Un paseo por las nubes…2da parte…

Llegamos a Curicó después de dos horas de viaje por carretera casi al mediodia, allí está ubicada la bodega donde procesan todas las uvas que serán utilizadas tanto para blancos y espumantes como para tintos, la enóloga encargada nos dió un tour explicándonos cada proceso, desde la llegada hasta el producto final, nos dejó tocar, fotografiar, ver y hasta sentir el proceso de vendimia que todavia estaba activo para algunas variedades, no tuvimos ninguna restricción sino todo lo contrario, una verdadera escuela del vino para mi.

Desde arriba viendo la maceración

Aquí sintiendo y escuchando la fermentación…una de las mejores sensaciones de mi vida!!!

La degustacion, todos los productos a catar

Aqui sintiendome grande o pequeña…como mejor se adapten los terminos
Con un día hermoso llegamos a los viñedos, una terraza con vista panorámica, imponente y acogedora nos esperaba, allí… el almuerzo que acompañariamos con deleite, vientos del sur, sol radiante, compañía entretenida, educativa y por supuesto sus mejores vinos.

El Rey

Y a su derecha…visto desde atras…

Ahora sí queria probar esto…fué acompañado con muchos tipos de ensaladas…
Para finalizar, frutas y manjar…

Sin que faltara el Mote con Huesillo

Listo!!!, éste es mi viñedo!!!

Ahora a trabajar…

Clase de suelos por el agrónomo en jefe, me encanta esta foto…

Cansados pero radiantes…

Y así termina esta jornada chilena de la mano de Valdivieso…


Quisiera poder transmitir todo, escribir todo lo que aprendí y disfruté pero solo dejaré ésta reseña para que la disfruten conmigo, tomé fotos, adquirí una grabadora que me permitió no perder ni un detalle de las explicaciones así que lo demás lo sabré aplicar a su debido tiempo a través de mi trabajo.

Chile es solo el comienzo de mi viti-vini-turistico-gastronomica aventura…(palabra inventada por mi que encierra toda la experiencia..jejejje), éste pais tambien será el final…

Mi agradecimiento profundo a Francisco y todo el equipo que me acompañó y enseñó con esmero y paciencia…mi agradecimiento a Bodegas Valdivieso.

Seguire reseñando a través de un paseo por las nubes…

Anuncios

Un paseo por las nubes…1era parte…

No es de la película que les voy a contar pero la sensación es la misma, hace dos días que regresé de mi viaje por Suramérica, fueron 11 dias exactos lo cual no es mucho en tiempo y menos cuando se trata de tres países, varias ciudades y regiones, cualquiera diria que es imposible conocer ni siquiera uno en ese lapso pero les aseguro que todos mis anfitriones hicieron lo posible y lo imposible porque me llevara lo mejor de cada tierra que pisé.

Pasa que era mi primera vez por esas calles así que los relatos son desde la perspectiva de una persona conociendo ese mundo, no es que no hubiera viajado nunca pero antes lo hice de chama con mi familia, en el caso de Europa fué en un grupo lo cual fué completamente diferente a un viaje fuera de mi país con una amiga de toda la vida donde la atención fué exclusivamente para nosotras, personalizada y única…éramos embajadoras de nuestro país y así como yo tenía expectativas ellos también.

Comenzamos por Chile donde nos esperaba Francisco Dumay representando a Bodegas Valdivieso, el se iba a encargar de nosotras por cuatro días, nos recibió en el aeropuerto y nos llevó al hotel Sheraton donde estábamos destinadas a pasar tres noches, ya por ahi todo comenzaba divino.

Al día siguiente nos pasó buscando para llevarnos a lo que ellos denominan la fábrica de espumantes hechos con método tradicional (realmente le dicen Champaña pero ustedes ya saben que no se debe usar ese término), allí nos dió un recorrido junto al sommelier de la bodega explicándonos como hacían este producto y otro tipo de espumante con metodo charmat, ya había visto algo así en Bodegas Pomar para lo del método tradicional, pero lo que realmente me sorprendió fueron los depósitos utilizados para sus espumantes con metodo charmat, gigantes como los había visto en fotos pero en vez de acero inoxidable eran de yeso, todos blancos (no me dejaron tomar fotos..snif snif!!!).


Hicimos la respectiva degustación luego de conocer los procesos y pudimos distinguir en una cata profesional la diferencia de cada uno de los productos.

Cuando terminamos Francisco nos llevó a almorzar a un restaurante donde la especialidad eran los mariscos, ¿qué más podia ser?, aunque pareciera obvio nos encontramos con la sorpresa de que lo que más recomendaban era las carnes pero insistí ferozmente para probar lo que a mi tanto me decían de los productos del mar de ese país y satisfactoriamente tuve ricos resultados.



El restaurante se llamaba Mira Olas ni loco me llevaba al Mercado Central, nuestro anfitrión resulto ser muy escrupuloso, pero siguiendo todas sus sugerencias comimos divino y probamos de todo, entre ostras, ostiones, camarones de río y machas gratinadas sin dejar de lado el respectivo vino blanco Valdivieso Chardonnay nos dimos un festín, poco prudente ya que teniamos que ir a otra fábrica y quedamos muy llenos, lo bueno fué que parece que desde que uno parte de viaje se te forma una capacidad de comer y resistir las caminatas y compromisos digno de una persona con dos y tres estomagos, debo decir que no íbamos a dejar el postre por fuera, siempre pedimos hasta dos muestras para probar de todo un poco; los reyes chilenos: El merengue, el manjar, y las frutas, todo esto lo probamos en muchas y exquisitas versiones.

Tomando un segundo aire nos fuimos a la fábrica de destilados, licorosos y fortificados Mitjans, empresa a la cual pertenece Valdivieso, para mi fué una sorpresa debido a que no sabía de ella y resulta que es muy famosa y antigua en Chile, existe desde 1910 teniendo entre sus productos licores dulces, ron, ginebra, vermouth, bitter, aguardiente, anís, piña colada, crema de whisky entre otras tantas cosas que habría que reseñar a parte, lo importante para mi fue ser atendida por un maestro coctelero maravilloso, conocedor y experto en la materia que me llevo por el camino de los destilados, la cocteleria, la maceración de las frutas para las licores y todo un mundo de productos los cuales no imaginaba iba a conocer tan de cerca.

Así entramos a la fábrica…higiene industrial, asesinato al glamour…

Nerviosa con las escaleras, tomando muestras de almendras maceradas

Que saben horrible…mas de 50 grados de alcohol…

Ya para descansar llegamos al hotel, al otro día iríamos a Curicó, a los viñedos de Valdivieso…

Bienvenido!!!!

Aunque tengo ya varios días que no escribo debido a una baja de inspiración y porque el lunes 13 salgo de viaje para Chile, Argentina y Uruguay, no puedo dejar pasar tan grata noticia…

Debido al esfuerzo e iniciativa de mi colega pero más que todo amiga Maya Garcia, hace su debut en la bloggosfera Sommelier: Vino y Restauración…podrán encontrar la dirección en mis links recomendados.

Entre varios sommeliers vamos a estar escribiendo y llevándoles a ustedes lo último en noticias, las iniciativas, los esfuerzos ganados y logrados de un grupo grande e importante de sommeliers no solo en Venezuela sino en América Latina dando énfasis especial a los países que como el nuestro no son grandes productores de vino pero que la pasión y las ganas de aportar cada vez toneladas de arena trabajamos por una meta en común: La cultura del Vino.

Espero lo disfruten tanto como yo…ya vendrán grandes y mejores noticias..esto es siolo el inicio!!!